EL BOSQUE INCESANTE

Esta próxima  exposición integrará unas 45 obras producidas básicamente en dos momentos de mi trabajo artístico. De este conjunto, la mitad  son acuarelas que desde hace varios años han venido recorriendo Australia y varios países europeos. El resto son  óleos pintados sobre  lienzo y cáñamo (o arpillera).

Las acuarelas y acrílicos  sobre cartulina fueron realizados en la década de los 90s, mientras que los  óleos han sido creados básicamente en estos últimos  tres años. Estos dos momentos en mi creación dan lugar a un juego de relaciones: por un lado, en las acuarelas  se percibe  lo transparente y etéreo mientras que, por el otro, se advierte  lo denso, consistente y texturado, como algo que es propio del espíritu del pigmento y del tejido del  cáñamo. En pocas palabras, las dos series guardan sus características propias, aunque, en los trabajos últimos,  haya elementos que tiendan a traslaparse.

A manera de conclusión, me atrevería a afirmar que, en esta mezcla de obras de las dos secuencias, el público sí podrá darse cuenta de los cambios acaecidos  en mi pintura, en este periodo de tiempo. La idea de exhibir todo este conglomerado es para brindar al espectador una visión  más completa de mi creación plástica, suscitada en  un periodo de 20 años.

 

5 comentarios to “EL BOSQUE INCESANTE”

  1. OMAR GARCIA BETANCOURT Says:

    ME PARECE MUY EXPRESIVO TU OBRA Y ME GUSTARIA CONOSER MAS DE TU OBRA YO ESTUDIE ARTES PLASTICAS EN TOLUCA ESTADO DE MEXICO,Y ME GUSTARIA TENER MAS CONTACTO CON TU OBRA GRACIAS

  2. Querido Omar:

    Bueno claro, si me envias tu dirección electrónica puedo hacerte llegar unos artículos referentes a mi producción. Por cierto, cuando visites Quito puedes venir a mi estudio.

    Un abrazo,

    Miguel

  3. Excelente trabajo. Obra muy bien compuesta, armoniosos colores, ritmo bien logrado. En una palabra; bello. Ksenia Milicevic

  4. hola, me parece muy interesante tu trabajo, me gustaria conocer mas de tu propuesta en cuanto a la relacion de arte con naturaleza

    • miguelbetancourt Says:

      Hola Paola:

      Nací en el campo y allí se dio mi amor por la naturaleza y sus componentes: el árbol, las hojas, la textura de los tallos, el color y forma de las flores, la luminosidad de la luz a través de las copas de los árboles, etc, etc Luego vino, mis intuiciones. Una de ellas ocurrió cuando entré por primera vez a la catedral de Canterbury, que es una edificación de piedra con analogía en el bosque. De esa experiencia nace “Selvaojival”, una secuencia que amalgama lo místico y lo profano. Lo importante es que la naturaleza se iba convirtiendo en la madre nutricia de toda una serie de arquitecturas vistas y planteadas plásticamente en mi obra. El árbol era la medida de las cosas.

      Lo que actualmente sigo acometiendo también tiene relación con el árbol, con la textura de los troncos y, como antípoda, con las finas neblinas del páramo. Para expresar lo uno y lo otro me sirvo del óleo y el cáñamo o, si es delicadeza, liviandad y transparencia, me sirvo de las cartulinas y acuarelas.

      La fuente de inspiración es el árbol y así será por el resto de mi vida pictórica.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: